Criaturas, animales mitológicos y otras leyendas.
  • Avatar de Usuario
Seguidores: 0
Favoritos: 0
Vistas: 77
Avatar de Usuario
Por Zeraph
Verificado
#591
Han pasado 45 años desde los avistamientos de la criatura que llegó a ser conocida como el Demonio de Dover, y sigue siendo uno de los misterios verdaderamente grandes de Massachusetts y uno de los casos crípticos más interesantes del mundo.

El 21 y 22 de abril de 1977, una criatura pequeña, desgarbada, sin pelo y con grandes ojos brillantes fue vista en tres ocasiones diferentes en un lapso de aproximadamente 25 horas y media.

En 2007, el criptozoólogo Loren Coleman, quien fue la primera persona en investigar los informes cuando ocurrieron los avistamientos, apareció en el programa Spooky Southcoast de WBSM para conmemorar el 30 aniversario de los avistamientos de Dover Demon. En esa ocasión contó lo que narraron los tres testigos adolescentes en aquel momento.

El avistamiento del demonio de Dover de Bill Bartlett

Bartlett, de 17 años, conducía con dos amigos en su Volkswagen por Farm Street la noche del 21 de abril de 1977, alrededor de las 10:30 de la noche, cuando vio una extraña criatura delante de su coche.

Bartlett contó su experiencia al autor e investigador Jeff Belanger en un clip exclusivo que se reprodujo en el mencionado programa que conmemoraba el 30 aniversario de los avistamientos donde una vez mas Belanger pudo entrevistar a los tres testigos.

“Veo algo más adelante en un muro de piedra, no estaba seguro si era un gato o un perro”, dijo Bartlett. “Mis faros iluminaban esta cosa y los ojos brillaban, al igual que cuando ves un animal, sus ojos brillaban”.
“A medida que me acercaba, pude ver muy bien qué era esta cosa. Se volvió más hacia mí y vi cosas parecidas a manos sujetando una roca. Todavía no creía lo que estaba viendo”, dijo Bartlett. “Yo estaba como, 'Wow' y les pregunté a mis amigos, '¿Habéis visto eso?' No lo vieron, pero yo estaba un poco asustado en ese momento”.
Imagen
Aunque el avistamiento de Bartlett fue solo de unos siete u ocho segundos, fue bendecido con memoria fotográfica y habilidad artística, por lo que se fue a casa para hacer un boceto de lo que vió. Ese boceto se ha convertido en la famosa imagen del Demonio de Dover. Una nota rezaba en el propio boceto:

"Yo, Bill Bartlett, juro sobre una pila de Biblias que vi a esta criatura".
En la entrevista, Bartlett expuso su experiencia de la siguiente manera:

“La criatura parecía estar caminando a cuatro patas y que tenía pequeños pies y manos extraños con dedos largos”. “La criatura, tal como la describió, tenía dos ojos grandes, redondos, brillantes, vidriosos, sin párpados, que brillaban intensamente como dos canicas naranjas. La cabeza también tenía forma de canica y era del mismo tamaño que el resto del cuerpo. Notó que el cuerpo era de color melocotón y describió la piel como piel de tiburón, como papel de lija”.

El avistamiento del demonio de Dover de John Baxter

Aproximadamente dos horas después del avistamiento de Barlett, alrededor de la medianoche, John Baxter, de 15 años, caminaba a casa desde la casa de su novia en el extremo sur de Miller Hill Road.

“Frente a él, vio esta cosa, esta figura sombría, caminando erguida como un pequeño ser humano”, dijo Coleman. “Sabía que un amigo del vecindario tenía la cabeza más grande de lo normal y pensó que era su amigo, así que comenzó a gritar 'MJ, ¿eres tú?' pero no era él, y la criatura no respondió”.
Coleman dijo que Baxter y la criatura siguieron caminando uno hacia el otro hasta que estuvieron a unos 15 pies de distancia.

“Baxter preguntó, '¿Quién es ese?' y la criatura de repente despegó, corrió hacia un barranco, subió una pequeña pendiente y se apoyó contra un árbol”, dijo Coleman. “Todo lo que informó fue que era una criatura que estaba de pie contra el árbol, y tenía la misma forma, la cabeza grande, los dedos delgados alrededor del tronco del árbol. Vio los ojos brillando débilmente pero sin ningún color”.
Baxter, aunque no se sabe que sea un artista, hizo un dibujo de lo que vio, y era muy similar a lo que dibujó Bartlett, aunque los niños no eran amigos cercanos y no habían hablado sobre el avistamiento de Bartlett esa noche.

El avistamiento del demonio de Dover de Abby Brabham

La noche siguiente, casi exactamente 24 horas después del avistamiento de Baxter, Abby Brabham, de 15 años, estaba en un automóvil con su novio conduciendo por Springdale Avenue cuando vio presumiblemente la misma criatura que los dos niños habían visto la noche anterior.

“Abby vio algo delante del coche”, dijo Coleman. “La criatura estaba a cuatro patas, cruzando la calle. Parecía, para ella, una especie de mono. Tenía un cuerpo sin pelo, y era de color beige o beige bronceado, sin nariz, orejas ni cola”.
Coleman notó que los tres avistamientos informados lo describieron de la misma manera, con una cara sin rasgos excepto por los grandes ojos brillantes, aunque Brabham describió los ojos como de color verde, a diferencia del avistamiento de ojos naranjas de Bartlett.

Investigando al demonio de Dover

Debido a que los avistamientos ocurrieron durante la semana de vacaciones escolares, y los tres adolescentes realmente no se conocían muy bien, Coleman dijo que "no se habían contaminado mutuamente al contar sus experiencias" y que creía que sus relatos eran genuinos.

Bartlett dijo en su entrevista con Belanger 30 años después del avistamiento que encontró intrigante la proximidad de los avistamientos, todos dentro de una milla y media entre sí.

“La extraña coincidencia fue que, si tomamos un mapa y ponemos una regla en el mapa, los puntos (donde ocurrieron los avistamientos) se alinearon casi en una línea recta”, dijo Bartlett, señalando que todos ocurrieron casi al mismo tiempo también.

¿Qué era la criatura entonces?

Casi de inmediato, la gente trató de descartar los avistamientos con explicaciones mundanas. Algunos sugirieron que podría haber sido un alce bebé, a pesar de que los avistamientos de alces son extremadamente raros en Massachusetts e incluso un alce bebé habría sido mucho más grande de lo que se informó.

Otra teoría era que se trataba de una cría de caballo.

“En ese momento, había una población de alrededor de 5,000 individuos. Había más caballos en la ciudad de Dover que personas”, dijo Coleman, y señaló que no se descubrieron huellas de animales ni informes de potros desaparecidos.
Algunos también han sugerido que lo que vieron los tres adolescentes no era más que un animal común que sufría de sarna, como un perro o un zorro.

“No creo que fuera una criatura extraterrestre. Probablemente fue algo terrenal”, le dijo Bartlett a Belanger. “Pero no era ningún animal que hubiera visto nunca, y sé todo lo que podría ser sarnoso. Esta cosa era más grande”.
En su libro de 2013 Monsters of Massachusetts: Mysterious Creatures in the Bay State , Coleman señaló que el Demonio de Dover no “se ajusta a los patrones conocidos de fantasmas, hadas u ovninautas. El Demonio de Dover es un verdadero enigma, una anomalía animada que cruzó las vidas de cuatro jóvenes creíbles esa semana solitaria en abril de 1977.

En poco más de un día, el Demonio de Dover se convirtió en una leyenda. Nunca se ha vuelto a ver, pero es muy posible que en algún lugar y algún día, vuelva a aparecer

Fuentes: wbsm.com | extrahumans.com
SriP le gusta esto
Temas Relacionados
Temas Estadísticas Último mensaje
0 Respuestas 
214 Vistas
por Zeraph
BAAL EL DEMONIO QUE DESAFIO A YAVEH
por Eduloxley    - en: Cajón de sastre
1 Respuestas 
88 Vistas
por Zeraph

La historia de fantasmas del niño con los b[…]

Durante mucho tiempo hemos estado fascinados por e[…]

Pues la verdad es que estos temas me parecen muy i[…]

Buenos días: Creo que es un problema de pe[…]

Efectivamente compañero. Tal vez este no se[…]

Sobre lo de ser magufo...

Muy interesante,como cada post tuyo @Festina Un[…]

No lo podrían haber descrito mejor, fibra i[…]

NUESTRA PORTADA