El mundo paranormal al completo. Todo aquello que no tiene explicación racional tiene su lugar aquí.
  • Avatar de Usuario
  • Avatar de Usuario
Seguidores: 0
Favoritos: 0
Vistas: 242
Avatar de Usuario
Por Zeraph
Verificado
#464

el demonio del sexo

El íncubo es ese ser o demonio de naturaleza sexual que asecha en las noches. Son la contraparte masculina del súcubo. El íncubo es un demonio que se dice que se tiene sexo con las mujeres (y hombres) por la noche y en sus sueños.

Incubi, del latín Incubus, in, ‘sobre’ y cubare, ‘yacer’, ‘acostarse apareció ya en el año 2400 a. C. en la Epopeya de Gilgamesh. Se decía que el padre de Gilgamesh era Lilu, un espíritu que visitaba a las mujeres en sus sueños eróticos. Junto con Lilu, la demonología sumeria también menciona al Irdu Lili, que engendra niños en sus víctimas, aunque también aparece si contraparte femenina, Ardat Lili, que queda embarazada de estos mismos niños.

sin discriminación

La creencia y el debate en torno a los íncubos comenzaron temprano en la tradición cristiana. San Agustín de Hipona escribió sobre el demonio, llegando incluso a afirmar que hay "demasiados relatos para negarlo". Tanto Agustín como King James, de la Biblia King James, declararon en sus escritos que ni los íncubos ni los súcubos podían "producir semillas demoníacas por sí mismos". Es decir, que no podían engendrar descendencia de su propio ser, sino "robar semillas de humanos, vivos o muertos, y fecundar a mujeres vivas". Esto se hace de varias maneras, incluido el robo de semen de alguien vivo o recientemente fallecido. El cadáver tendría que estar fresco, ya que el semen se enfriaría y quedaría inservible. Una forma de que el íncubo eluda este problema sería habitar el propio cadáver, resucitar de entre los muertos, yacer con sus víctimas femeninas, poniendo un niño en su vientre.

Se dice que se puede identificar a un íncubo por su pene inusualmente grande y frío, aunque otras referencias hablan de que el pene es lo único caliente de un incubo. También se afirma que el íncubo es bisexual, victimizando a ambos géneros sin mucha discriminación, pero también se menciona que capaz de acostarse con un hombre aunque lo encuentra desagradable o incluso perjudicial para su propio bienestar.

Imagen
Los hijos de los íncubos/súcubos son cambion, el mestizo antinatural de lo terrenal y lo sobrenatural. Mientras son humanos, hechos con semilla humana, se les otorgan poderes sobrenaturales. Se decía que el mago Merlín era un cambion, estando su origen detrás de sus grandes habilidades mágicas. No era raro que la gente de la comunidad fuera acusada de cambion, especialmente si el embarazo en sí no tenía explicación. Dentro del Maleus Malificarum, el Martillo de las Brujas, hay instrucciones para combatir los efectos de un íncubo sobre sus víctimas. El exorcismo es una de las cinco formas establecidas, las otras son la Confesión Sacramental, la Señal de la Cruz, la recitación del Saludo Angélica, o el traslado de las víctimas a un lugar diferente. Sin embargo, el fraile franciscano Ludovico Maria Sinistrari escribió que los íncubos “no obedecen a los exorcistas, no temen a los exorcismos, no muestran reverencia por las cosas santas, ante la proximidad de la cual no se sienten intimidados en lo más mínimo”. Parecería que para algunos, estamos indefensos contra estos demonios.


Imagen
El íncubo, junto con el súcubo, es un mal antiguo, visto en varias culturas a nivel mundial. El alpe de la mitología alemana es algo parecido a un íncubo vampírico. El trauco en el folclore chileno es una horrible criatura deformada y de pequeña estatura que arrulla a las jóvenes para seducirlas durante el sueño. Un lidérc es un amante satánico que vuela de noche en la leyenda húngara. Brasil, Sudáfrica y Suecia tienen sus propias variaciones, así como el cercano y lejano oriente. El amante demoníaco es un espíritu que ha perseguido a hombres y mujeres por igual desde tiempos inmemoriales.

Estos fenómenos más se han asociado a la parálisis del sueño, especialmente el súcubo, representada como una bruja acostada sobre la víctima masculina. Muchos señalan esto como un ejemplo de cómo el hombre primitivo intentó explicar la parálisis del sueño y las pesadillas relacionándolo con el mundo mágico y sus demonios.
Avatar de Usuario
Por LydiaSan
#468
MUY interesante. Estás experiencias realmente sé asocian a las parálisis del sueño. Pero conocido varias personas sobre todo mujeres que les ha sucedido. Una me contó una vez que en ese intento de forcejeo sintió atrapar a la criatura y no se podía mover, hasta que grito su nombre la soltó y nunca más la molestó, pero que fueron años con ése malestar. O no tuvo más parálisis de sueño o la criatura desistió. :-o :-)
Zeraph le gusta esto
Temas Relacionados
Temas Estadísticas Último mensaje
5 Respuestas 
450 Vistas
por Zeraph
0 Respuestas 
118 Vistas
por Eduloxley
0 Respuestas 
323 Vistas
por Zeraph
0 Respuestas 
66 Vistas
por Eduloxley
0 Respuestas 
206 Vistas
por Zeraph

BUenas: La eterna cuestión de los visitant[…]

BUenas: De hecho creo que la misma voz dice despu[…]

😱 https://i.imgur.com/n9mldCd.jpg l telescopi[…]

En solo un año y medio en Marte, el rover […]

Eso es, en la película Kpax eso es lo que d[…]

Sobre orígenes extraños...

Buenos días: La verdad es que no me he pod[…]

La historia de fantasmas del niño con los b[…]

Pues la verdad es que estos temas me parecen muy i[…]

NUESTRA PORTADA